Sushi, sushi... ¡Sushi time!

lunes, 10 de octubre de 2016

¡Buenas tardes de lunes!

El mes pasado, a estas alturas, estaba casi casi a punto de celebrar mi cumpleaños. Uno de los regalos que recibí fue esto...


Sí, sí, ¡una huevera!

Bueno, más bien un taller de cocina. Sushi. Os podéis imaginar mi cara cuando abrí la huevera y vi esa carita, ¿verdad? jajaja. Consiguieron que me sorprendiera y no me esperara nada. 

Probé el sushi hace como cuatro meses y desde entonces como casi todas las semanas, jajaja. Es tal mi "obsesión" que mis padres me han regalado un curso de sushi y mi hermano y mi cuñada un conjunto de platos y palillos para ponerlo bonito en casa.

El taller de sushi era en Nutt Consejo Nutricional, en Valencia. Se trata de un equipo de nutricionistas que combinan sus sesiones de nutrición personalizadas con talleres de cocina. El piso está lleno de habitaciones y. al fondo, una cocina con isla y una bonita luz.


El taller combina sushi (makis y california) y gyozas. Al llegar allí ya estaba el arroz casi casi listo esperándonos para empezar con el sushi. Mientras Ana (nuestra profe) nos fue explicando el valor nutricional de los ingredientes que íbamos a usar y donde poder comprarlos.


Antes de ponernos con el sushi, dejamos listo el relleno de las gyozas. Yo nunca las había probado porque en su relleno siempre lleva cebolla y yo tengo intolerancia. Así que aquí tuve mi oportunidad porque Ana reservó un pequeño bowl con carne para que yo pudiera probarlas :) Carne, col, jengibre, aceite de sésamo y ¡a la nevera!


Luego os enseño como acaba esta bolita de carne.

Ahora sí, ¡sushi time! Ana fue explicando como hacer un maki y un california mientras lo iba haciendo para que pudiéramos repetirlo nosotros después.

Alga nori sobre la esterilla...


Arroz sobre el alga...


Ponemos el relleno del maki (en la foto, pepino y palitos de cangrejo)...


Y lo mismo con el california pero aquí el arroz va por fuera y el relleno entre el arroz y el alga... ¡Enrollamos!


A la profe le quedó muy bonito. Sin duda, tener un cuchillo que corte bien es algo imprescindible para no destrozar el alga o el arroz.


El sushi va acompañado con salsa de soja y salsa de chiles dulces.


Ahora toca sacar la carne de las gyozas y ponernos a hacer las "empanadillas": la oblea a la mano, la mezcla de la carne sobre ella y a doblar.


Pues para ser la primera vez se quedaron cerradas y bonitas.


Las hicimos al vapor en la sartén pero la próxima vez quiero probarlas al horno a ver que tal se quedan...


Bueno, bueno, ¿y queréis ver como quedó mi maki de salmón y aguacate?
Nada mal, ¿verdad? Me quedé muy contenta con lo que hice y con ganas de ponerme a hacer sushi en casa pronto. Ahora solo falta comprar los ingredientes y coger el punto perfecto al arroz.

Al acabar, llenamos la mesa de sushi y gyozas y pasamos un rato muy agradable comiendo y hablando de sitios de comidas por descubrir en Valencia.


¡A ver si pronto puedo hacer otro taller! Me lo pasé muy bien, pasas un rato diferente al día a día y, además, aprendes cosas nuevas.


¿Alguien más con ganas de aprender cosas nuevas? Pronto empiezo con otro de mis propósitos de este año... ¡Te lo cuento la semana que viene! ;)

¡Muchas gracias por los comentarios y las visitas!

Cuarto aniversario de la Sonrisa Creativa (segunda parte)

lunes, 3 de octubre de 2016

¡Buenas tardes de lunes! 

Aquí estoy de nuevo, con más scrap y para seguir con la entrada de la semana pasada sobre el 4º aniversario de la Sonrisa Creativa. Como ya os conté, Lola organizó dos días de talleres: el viernes por la tarde hicimos 3 layouts con el estilo inconfundible de Paige Evans y el sábado hicieron una explosion box llena de pequeños detalles que hacen de eso un proyecto fácil de usar en cualquier ocasión. Yo no llegué a poder tener plaza para el sábado pero he visto fotos por instagram y quedó preciosa (a la próxima no me lo pienso tanto...).

Pues eso, ¡el viernes sí que estuve! Y sí, pude salir de allí con los 3 layouts terminados. 

I N C R E Í B L E

Nunca lo había conseguido pero esta vez me lo propuse y lo conseguí. Yo creo que todo fue porque sé que, al llegar a casa, el tiempo de scrap es diferente si está Marcos, jeje. 

Primero preparamos la base de uno de los layouts con pintura acrílica blanca y después seguimos con el primer layout que os voy a enseñar.

¡A cortar corazones! ♥♥♥♥


Los corazones son tiras de papel plegadas por la mitad y se corta medio corazón. Al desplegar la tira, ¡corazón completo! Algunas compañeras del taller hicieron una plantilla. Yo me lancé a cortar y cada uno salió de un tamaño y redondez diferente.


Solo pegué la zona central del corazón y por eso se han quedado "medio volando".


Aún no había scrapeado estas fotos que hizo Irene a Marcos unos días después de nacer...

Después, fuimos a por el layout de los pentágonos. Paige ya nos dio la hoja troquelada y lista para empezar a decorarla. Viendo como una forma tan sencilla puede dar un resultado tan bonito, voy a crear bases sencillas con mi Silhouette Portrait.


A partir de ahora voy a añadir salpicaduras de pintura acrílica por todos lados. ¡Me encanta como queda!


¡Viva el juego que dan las diferentes texturas!


Y, por último, volvimos a la página que habíamos salpicado con pintura acrílica blanca. Flores, flores y más flores. A mí me parecían demasiadas cuando empezamos a cortar y, al final, corté más flores de las que nos había dicho Paige.


Y esto aún tiene más delito porque hace casi 2 años de nuestra boda (también fue Irene nuestra fotógrafa, claro) y es la primera vez que imprimo alguna foto de ese día para scrapearla... Me gusta como se quedan las flores dando textura y relieve.


Yo no soy nada de flores pero me ha gustado como ha quedado. De hecho, Paige añadió también un par de botones que yo no he querido poner porque quiero que sean solo flores.


Le he cogido a Lola la foto de grupo que hicimos al acabar el taller del viernes. Estábamos todas super cansadas pero supimos sacar una amplia sonrisa para la foto :)


Por cierto, si veis el vídeo de la Sonrisa Creativa veréis mi arte para hacer corazones de diferentes tamaños. Algunas compañeras del taller se empeñaban en hacer corazones exactamente iguales pero, para mi gusto, hacer algo manualmente tiene esa gracia de que cada uno sea diferente.

Si me lo permitís, mi entrada de hoy va dedicada a Mireia Carbonell porque hoy es un día muy importante en su vida, porque sé que todo va a ir genial y porque sin ella nunca me habría picado el gusanillo del scrap. ¡Un beso! ♥

¡Muchas gracias por las visitas y los comentarios!

¡Nos vemos el lunes que viene con un poco de cocina! ;)