Mantita, Tito y Cascachu... ¡A tejeerrrrrrr!

miércoles, 27 de julio de 2016

¡Buenas tardes de lunes... miércoles!

¡Madre mía! ¡Vaya lío de semana! Es empezar a tener vacaciones y ya no sé ni en que día estoy... También hace mucho tiempo que no pensaba en el blog y, la verdad, hay veces que llega el lunes y duyo "uy, ¡fotos!". Poco a poco, dadme tiempo.

Esta semana os quería enseñar algo que fui tejiendo cuando estaba embarazada de Marcos. He aprendido a tejer viendo vídeos en youtube y voy muy poquito a poco, así que lo empecé con tiempo.


Tuve un proyecto "grande" en mente queriendo hacerle una mantita que le pudiera cubrir cuando estuviera en la cuna o en el carro. ¡Y lo conseguí! No me propuse una medida determinada y me iba planteando metas a corto plazo (¡dos vueltas más! ¡y ahora dos más!). Para que os hagáis una idea de plazos... Empecé a tejer líneas de la manta cuando me enteré que estaba embarazada jajajajaja. 

El patrón del punto es de Marta, de la página Bluü. Su lema es "el lugar donde nacen y crecen las ganchilleras para toda la vida" y eso espero ♥ Se trata del punto chevron o en zig zag que podéis verlo en su canal de youtube, aquí. Y los colores, pues los de siempre: amarillo mostaza, gris y blanco jeje. 


Además, quería hacer unos muñecos especiales para Marcos. Sé que en su vida tendrá muchos muñecos pero espero que estos los sienta como algo muy especial porque cuando yo los estaba tejiendo, él me iba dando pataditas en la tripa. ¡Momentos únicos!


El primero es Tito. La verdad, no tenía nombre y un día Marcos lo cogió y dijo "Tito" y así se ha quedado, jajaja. Ya os enseñé a Conejita hace dos años cuando se lo preparé para el bebé de una compañera del cole. Seguí el mismo patrón de Lanas y Ovillos pero con otro tipo de hilo y en amarillo, claro.  


La ropa se la fui tejiendo alrededor. No sé cuantos puntos hice, solo iba dando vueltas para poder cubrir su cuerpo. Tendría que haberlo apuntado conforme iba tejiendo, sí, lo sé pero error de novata (y embarazada con las hormonas alteradas, jajaja). 

Y luego llegó Cascachu. El nombre se lo puso mi hermano. Dijo que parecía Pikachu (antes de la fiebre #PokemonGo) pero como tiene unos cascabeles en las orejas, pues Casca (de cascabel) y Chu (de Pikachu). El patrón es el archiconocido conejo de Lanukas (mirad en la pestaña de "patrones"). Como os he dicho antes, lleva unos cascabeles dentro de las orejas. Van atados al hilo que me sobró por dentro y luego cosidos. Al agitarlo, se oyen y a Marcos le encanta. 


Ahora que se acercan las vacaciones, estoy pensando en llevarme aguja y ovillos para hacer algún proyecto pequeñito que no requiera mucha concentración mientras Marcos duerme o se entretiene con sus muñecos y así ir ampliando su colección.

En la siguiente foto podéis ver a todo el grupo, incluido Dani, en la cama de Marcos donde hacemos su foto en su cumplemes. Las letras están hechas con la Silhouette y vamos a hacer un collage muy especial cuando tengamos todas las fotos de sus doce primeros meses ♥


Todo lo que he ido tejiendo, como novata y poco a poco, podéis verlo en la pestaña de Ganchillo. Espero poder ir añadiendo más cositas poco a poco porque, la verdad, es que aunque no sea muy rápida, me relaja mucho. 

Voy a ser realista y deciros que en agosto no creo que pueda subir nada, así que nos vemos el primer lunes de septiembre, ¡el 5 de septiembre! (casi casi en mi cumple...). Así que, mientras tanto, os invito a daros una vuelta por el blog e ir investigando en todas las pestañitas que tenéis ahí arriba. 

¡Gracias por las visitas de estas semanas de mini vuelta! ¡En septiembre, más! ♥

10 sitios deliciosos para disfrutar en Valencia

lunes, 18 de julio de 2016

¡Buenas tardes de lunes!

Hoy sí que sí... Voy a contaros donde probar buenos desayunos/almuerzos/meriendas por Valencia. Una de las entradas del blog que más habéis visitado en todo este tiempo es una que escribí "De brunch en brunch...¡Conociendo Valencia!" (por cierto, Cocotte ya cerró...).

Durante mi permiso de maternidad aprovechaba las mañanas para salir a dar un paseo hacia el centro de Valencia con mi madre y Marcos. Cuando salíamos a la calle, Marcos se dormía en el carrito y para mí, como madre primeriza, quedarme en casa mirando a mi bebé habría sido un planazo pero en el postparto es importante salir y que te dé el aire para despejarte porque esto de tener un bebé es muy absorbente. Además, recuperar el ritmo así es más fácil porque sí, he comido MUCHO durante estos meses pero también comía y adelgazaba (¡jamás me había pasado! ¡Viva la lactancia materna!♥).

Nuestro "reto" era encontrar sitios para probar desayunos/almuerzo, así que íbamos eligiendo entre los que veíamos por la calle y los que me guardaba yo de instagram. Hemos probado muchos pero los que no nos han gustado, no aparecen aquí ni en mi cuenta de instagram porque ¿para qué?

El orden es aleatorio (de arriba a abajo en el mapa), aunque luego veréis que tengo un favorito... ¿Os apuntáis?



1.- Mamá Delicias (C/ Periodista Azzati, 5). Uno de esos sitios que descubrimos al pasar por allí. Hemos ido más de una... dos... cinco veces... O más. Está bien ubicado, buen servicio de atención al cliente y nos suele pillar en la zona cuando el hambre empieza a apretar, jeje. Tienes diferentes opciones si prefieres más un desayuno (café, tostadas y zumo) o almuerzo (bocadillo y bebida). 


La decoración es muy bonita y llena de mensajes positivos y que recargan energías.


2.- Pastelería Nuezcafé (C/ Convento San Francisco, 6). Lo descubrí gracias a algunas cuentas que sigo en Instagram y no defrauda. El café con leche con buena espumita y los croissants, ¡buenísimos! Alguna que otra vez he comprado alguno para llevar y poder comerlos en casa :P


Y en los días previos a las fallas, con su especial de chocolate caliente con buñuelos (muy buenos y nada grasientos). Por favor, si venís en fallas a Valencia, no os dejéis llevar por los puestos de buñuelos y churros que solo huelen a aceite requemado. Hay algunos muy buenos y bares que los hacen muy bien. ¡Pista! Si huele a aceite requemado, HUID. 


3.- Sra MaltWorth (Avda. Marqués de Sotelo, 9). Hemos llegado a desayunar y almorzar aquí pero ahora solo tienen el cartel del menú del día en la puerta. En la foto veis un bocadillo bueno de jamón y queso. 


Pero si vais a comer o cenar, ¡no dejéis de probar sus postres! 


4.- Rawffee (C/ Martínez Cubells, 6). Este sitio lo vimos casi crecer. Pasamos por allí un par de veces y, cuando ya estaba montado, entramos a desayunar. Pedimos un desayuno completo y nos quedamos encantadas hasta con la decoración. Tengo pendiente probar uno de esos zumos super vitaminados que tienen.


5.- Clectic Open Kitchen (Gran Vía Marqués del Turia, 63). Como dice su nombre "Open Kitchen" (cocina abierta). He ido a almorzar y a comer y repetiría ambas cosas. A media mañana una tosta de estas de queso philadelphia, salmón ahumado y eneldo, ¡entra de maravilla! Por cierto, el pan de masa madre.


6.- La Tahona del abuelo (Plaza España, 1). Cumplen ahora sus 130 años y huele de maravilla al entrar por la puerta. Se puede elegir el tipo de pan que quieres con las tostadas y el café siempre sale con espumita.


7.- La fundadora (C/ De la Hermita, 25). Si hay tortilla de patata en la barra, es complicado que pida otro bocadillo. ¡Como me gusta! Este fue uno de esos sitios que descubrimos al pasear por ahí. Hay muchos trabajadores de la zona y merece mucho la pena.


8.- Senyoreta Magdalena (C/ Cadiz, 23). Desde hace unas semanas han puesto un brunch pero no sé si merece la pena. Lo que sí que me gusta es el café, siempre bien hecho, con una buena espuma y un sabor delicioso a café. Tanto las tostadas como la bollería, buenísimas.


9.- Guayoyo (C/ Denia, 49). ¡Delicioso! Fue un desayuno-almuerzo bastante especial porque yo quería unas tostadas y acabé probando una tarta deliciosa que estaba en el mostrador. El café gingerbread latte estaba ESPECTACULAR y la tarta de zanahoria MARAVILLOSA. Podría deciros que, a parte de la que yo hago jeje, la mejor que he probado en mi vida. ¡Super especiada! 


10.- La más bonita, Ruzafa (C/ Cadiz, 61). Creo que es el más conocido de todos los que aparecen en esta lista. El que está en la Patacona (la playa) siempre está lleno y su chiringuito de la playa ya está abierto. Ese día quise algo más sencillo, a pesar de la tentación de sus tartas, y he de reconocer que me sorprendieron sus tostadas porque tenían un sabor muy especial. 


Mmmmmm, ¡que hambre me ha dado ver todas estas fotos juntas! Me quedo con volver a Guayoyo, ¡menuda combinación que tuve de canela y jengibre! 

Por cierto, en ningún sitio me han regalado nada ni me dan pasteles a cambio de buenas opiniones, jeje. Espero que si vivís en Valencia o venís a pasar unos días, os llevéis un buen sabor de boca

Después de tanta experiencia os puedo asegurar que he aprendido una cosa: "Cuando te sacan el café con dos sobrecitos de azúcar, el café suele estar malo, fuerte... Si está bien hecho, no necesitas endulzarlo de más". Así que, ya sabéis, si os dan dos sobrecitos, ¡cuidado! ;)

¡Nos vemos el lunes que viene! ♥